Sin Vosotros Esto Sería Imposible

Translate

martes, 30 de septiembre de 2014

Ley de Vida

Recuerdo que cuando te conocí ya sospechaba algo. Recuerdo aquel día en fiestas, la primera vez que nos vimos... Recuerdo aquellos dos besos que me diste, tan dulces.... Recuerdo tu bonito vestido rojo y lo guapa que estabas, recuerdo tantas cosas de ti...
Se que no leerás nada de esto, pero tengo la manía de desahogarme así contigo...
Hoy te he visto, he visto como cruzabas el pasillo para ir a tu clase. Llevabas esa sudadera que te regale el día de nuestro primer aniversario y estabas con tus "amigas", las mismas que no paraban de meterte esas ideas en la cabeza "Déjalo. No te merece la pena estar así por el. Tienes que acabar ya"
Han pasado cinco años y parece mentira que al recordarlo me parezca que fue ayer. Se que nunca te perdonare, pero no se, tengo la esperanza de que algún día pueda hacerlo. No te voy a mentir, no te echo de menos del todo... No me acuerdo de muchas cosas de ti. Apenas recuerdo el sonido de tu voz, apenas recuerdo el tacto de tus suaves manos, apenas recuerdo como me tratabas, no se... Una vez te dije que siempre estaría aquí y quizás nunca me tomaste en serio, pues aquí me tienes cinco años después, temblando al verte, muriendo por abrazarte por estar contigo, pero aun así sonriendo sin ti. 
Dicen que el primer amor nunca se va del todo, y ojala no sea cierto porque es un dolor muy fuerte ese de no poder cerrar una herida del todo.
Te veo mucho mas en fotos que en persona, veo como tus días y tu vida van pasando a través de fotografías cuando antes lo veía cada noche recostado a tu lado... Todavía conservo algunos amigos que teníamos en común solo para preguntarles como estas. 
Y siento como me olvidas, como me vas borrando de tu memoria día tras día... Espero que estés bien... 
Celebremos nuestro día trasnochando ahogándonos en alcohol, pongámonos guapos, es una ocasión especial... Nuestro velatorio, no hace falta que traigas flores, no nos merecemos tanto, lo único que pido es una lágrima sincera de amor... Y que triste, adiós. 

Twitter: @_dennisjm
Instagram: @_dennisjm

lunes, 29 de septiembre de 2014

Why are you crying?

Little girl, why are you crying?
There are a lot of people wanting to see you
Laughing, smiling, jumping...

You only waste your time, days, months, years.
Erasing dreams, from your cold, pale face,
Arguing, screaming, lying.
Trapping yourself in a big lost maze.

Where did you lost your smile,
Tiny, shy, shining girl?
Just let me find it for you in the deep forest,
Even in the deepest swirl, instead of being souless.

I,ll walk two thousand meters, reach all stars, fevers...
Just to see that smile again.

I,ll pick up your pale hand.
Look into your eyes, and stand to finally say,
That I promise, I,ll stay,
One hundred years, thousand, whatever
I swear that your happiness will last
Forever.

Instagram: @_dennisjm
Twitter: @_dennisjm

"Mami"


(Antes de que leáis me disculpare porque no me funciona la tecla que pone las tildes y el corrector ortográfico no corrige todas las faltas. Disfrutad del relato) 



Al salir del instituto mi mejor amiga me acompaño a casa y como cada viernes se quedo a comer. La hora de salida del centro era a las dos y cuarto y como vivo a cinco minutos del instituto llegamos muy pronto. Al llegar, mi hermana Celia me estaba esperando para comer.

- Al fin llegáis, ya pensaba que tendría que comer sola.

- Anda exagerada, si hemos tardado cinco minutos - dijo mi amiga con tono vacilante.

- ¿Que hay para comer hermanita?

- Pues he calentado una pizza

- Bueno, que miedo - dije vacilando ya que mi hermana era nula para la cocina, aunque solo fuera calentar.

Cuando acabamos de comer mi amiga, Lucia, y yo, nos dirigimos hacia su casa para que deje la mochila y nos fuéramos a nuestro parque favorito, los olivos, ya que habíamos quedado con unos amigos allí.
A las cuatro y media, al llegar, nuestros amigos nos estaban esperando con el altavoz de música encendido. 

Pasamos la tarde allí, hasta que a las nueve recibí una extraña llamada de una amiga.

- Oye Noah, soy Julia. Mira, que estamos en mi casa Laura, Mario y yo y que tenemos miedo porque ha pasado algo... digamos raro.

- ¿Como que raro, y porque me llamas?

- Laura esta mal y pensé que como sois como hermanos querrías venir.

- Claro, ahora voy. ¿Estáis en el chalet?

- Si, estamos solos, ven rápido.

- Tardare como media hora, vendré con Lucia.

- No problem, hasta ahora.

Julia era una de mis amigas mas apreciadas, la conocía desde hace dos años y la verdad es que su llamada me había asustado ya que casi nunca usaba el móvil para tonterías.
Mario era el novio mayor de Julia, recalco lo de mayor ya que se llevaban el uno al otro 4 años de diferencia.
Y Laura era otra de mis mejores amigas, la conocía desde hace dos años ya que la conocí el mismo día que conocí a Julia, por diversos motivos que ahora no explicare se convirtió en una especie de hermana para mi y desde aquel día no nos volvimos a separar.

A la media hora llegamos a la casa de Julia tal y como dije. Mario me abrió la puerta y le salude con un firme apretón de manos.
Al entrar, Laura estaba en el sofá tapada con una manta. Tenia la cara muy pálida y el pelo parecía mas oscuro que de costumbre. Sus ojos marrones parecían brillar y en su mirada se notaba ausencia. Me acerque a ella y la abrace.

- Hola Tata, ya he llegado, me han dicho que estabas mal, ¿te encuentras mejor?

Laura ni me miro. Estaba totalmente inmóvil con la mirada perdida en el infinito. La toque la cabeza y estaba ardiendo pero las manos las tenia congeladas.

- ¿Tienes frío? - insistí para que me hablara.

Laura giro la cabeza hacia mi y asintió, apoyo su cabeza en mi hombro y cerro los ojos.
Fui a buscar a Julia para que me contara que había sucedido.


- ¿Que ha pasado? - Transmití preocupación.

- A ver te cuento, aunque ya aviso, no te lo vas a creer sabiendo lo escéptico que eres.

- Inténtalo - me reí.

- Pues a ver, estábamos viendo una película en la pantalla de cine del salón, y de repente se empezaron a oír unos ruidos en la buhardilla. Parecía que alguien estaba tirando los muebles por los suelos, y aparte de eso, también se oían susurros y ahora flipalo, Laura dijo que oyó tu nombre y justo después no medio mas palabras.

No dije nada, solo exprese una cara de incredulidad.

- ¿No vas a decir nada? - dijo Julia.

- Si... ¿Que película estabais viendo? - Comencé a reírme.

- No me hace gracia, fuimos a mirar arriba y todo estaba en regla.

- A ver que no cunda el pánico, no pasa nada, solo son ruidos.

Julia iba a replicarme pero de repente Laura se levanto del sofá y salio al patio. Se quedo inmóvil mirando a una esquina durante un par de segundos y después empezó a andar en círculos por la amplia terraza del chalet de Julia.

Como estábamos en invierno anochecía pronto lo cual significaba que Lucia se tenia que ir a casa o si no la iban a regañar por llegar tarde. Todos, menos Laura que aun seguía dando vueltas en la terraza, fuimos a despedir a Lucia.

Mario salio a la terraza mientras que Julia y yo nos quedamos en el salón hablando de lo que estaba pasando.
Mientras estábamos hablando algo extraño nos interrumpió.

- ¿Y que vamos a hacer con Laura? - me pregunto Julia nerviosa.

- Nada por el momento, ya se le pasara.

"Mami" La voz de lo que parecía una niña pequeña se escucho por el chalet. Parecía un eco lastimero que retumbaba por las paredes de toda la casa. 

Julia me miro y asustada me dijo "¿Has oído lo mismo que yo?"
Asentí con la cabeza. Rogué a Julia que se tranquilizara y comprobé que esa voz no era un tono de notificación de alguno de nuestros smartphones, después de hacerlo vi que todos estaban silenciados, lo cual me preocupaba.

- Salgamos con Laura y Mario a ver que tal esta Laura.

- Vale... Pero que ha sido eso... Que miedo.

Laura estaba sentada inmóvil con la mirada perdida sobre una tumbona mientras Mario estaba a su lado fumando.

- Laura, ¿estas mejor? - pregunte. 

- Yo soy Mami... Yo soy Mami... Mami esta aquí - susurro. 

- ¿Como? - me sorprendí por lo que habíamos oído Julia y yo antes.

"Mami" Se volvió a oír la voz en tono ascendente. "Mami" se repitió.

Laura se quedo mirándome fijamente y me cogió de la mano. Mi corazón se acelero y de repente ya no notaba el latir. Notaba como si mi garganta se cerrara y no pudiera respirar pero aparte mi mano rápidamente y todo volvió a la normalidad en mi cuerpo.
Las voces se empezaron a oír de nuevo  y Laura no paraba de sonreír.
Cuando las voces estaban en su tono mas alto, esta se desmayo.

- ¿Que hago fuera? - Dijo confusa.

El resto nos quedamos mirándonos unos a los otros incrédulos por lo que había sucedido.

- ¿No recuerdas nada de nada? - la pregunte.

- No...

Después de explicarla todo, Laura nos miro con una mezcla de miedo e incredulidad.

- Vamos a hacernos una selfie con los fantasmas - dijo Mario entre risas temblorosas. 

(...)

- Ya esta.

- ¿A ver? Tengo que ver como he salido - dijo Laura.

En la foto había algo que no estaba en regla. En ella aparecíamos Laura, Julia, Mario y yo sonriendo y justo detrás de Laura... Allí estaba, una cara difuminada grisácea que tenia sus esqueléticas manos apoyadas en la espalda de Laura... Ella...Eso...Era Mami.

Laura vio la foto y se asusto cuando de repente una nana se escucho.

"Pajarito que cantas en el almendro...Pajarito que cantas en la laguna..." Cantaba una mujer con una relajante voz...Tanto que nos quedamos dormidos y es lo ultimo que recuerdo antes de nuestra muerte.

(Espero que hayais disfrutado mucho. Podeis dejar vuestros comentarios debajo. Seguidme en instagram @_dennisjm y en twitter @_dennisjm gracias :D )






Barra de vídeo

Loading...