Sin Vosotros Esto Sería Imposible

Translate

martes, 20 de octubre de 2015

[...]

Qué depresión más tonta me está dando. Estoy en uno de esos momentos de la vida en los que vemos todo gris, sentimos que no hay salida y no somos capaces de ver una luz al final del túnel.  "Se acabó, ya no hay más, terminó el dolor..." el día que escuche esas palabras...
Mientras tanto sigo aquí hablando al fantasma de la soledad subiendo esta montaña mientras me ahogo, respiro profundo pero no puedo vivir...

jueves, 15 de octubre de 2015

[...]

Quiero recuperar esa inocencia tan propia de un niño.
Quiero volver a tiempos pasados en los que era feliz sin darme cuenta, en los que no supe apreciar los pequeños momentos que tenía...
Quiero recuperar esa ignorancia hacia la vida que hace a un niño tan único. Tan desprotegido pero a la vez tan seguro ante el desconocido mundo que se halla bajo nuestros pies. 
Si pudiera volver al pasado...
Probablemente no lo haría

martes, 13 de octubre de 2015

[...]

El otro día estaba hablando con mi madre y no recuerdo por qué salió el tema del destino. De la muerte. De si hay algún ente superior que nos predestina a que nosotros a través de una clase de decisiones y acciones lleguemos a un resultado que ya alguien ha elegido por nosotros.
Ella está totalmente convencida de que nuestro destino ya está escrito y que no podemos escapar a él.
Yo no creo eso. Creo que cada persona es libre de decidir absolutamente todo sobre su vida, entendedme bien. Me refiero a decisiones que son nuestras, no de otros y que repercuten sobre nosotros.
Creo que cada persona mediante cada acción, cada pensamiento, cada cosa de su vida en la que pueda elegir ya está escribiendo su propio destino, su propio camino...
Es cierto que a veces no podemos evitar que algo ocurra pero... No sé si me explico.

Cada persona es libre, nada está escrito y nadie elige por nosotros.
Si no fuera así yo tendría que limitarme a una vida llena de sufrimiento y pesadumbres, pero no. Hay que luchar.

jueves, 8 de octubre de 2015

[...]

Me he visto sangrar hasta perder la respiración y caer de rodillas.
Me he visto romperme en millones de pedazos, como un espejo, incapaz de reflejar nada al exterior.
Mi mente como un cementerio de pensamientos grita, agoniza, yace... Mientras se va pudriendo lentamente.
Me siento como un extraño en mi propia realidad. Una realidad que yo mismo he creado, una realidad que he elegido o más bien, me he visto obligado a escoger.
Ahora enmudezco, y voy sintiendo como mi ser se va esfumando.
Me siento como a un cigarro que han encendido desde hace tiempo y está a punto de apagarse...

Al menos me reconforta saber eso, que siento...

lunes, 5 de octubre de 2015

[...]

Hoy no he parado de llorar. No he llorado con lágrimas, no he llorado con gritos, he llorado supurando la tristeza, el desasosiego y el hundimiento que siento. Me siento perdido en un profundo cementerio de horribles emociones que me mataron en su día. Ahora sólo siento cómo me pudro por dentro mientras la soledad me consume lentamente. Quiero, necesito, anhelo... Despertar ya de la realidad que me ha tocado.

sábado, 3 de octubre de 2015

[...]

Los suspiros son la agonía del aliento que se expira al momento de una dolorosa despedida.

domingo, 27 de septiembre de 2015

[...]

Cada día que pasa es aún peor que el anterior. Más llantos, más gritos, más problemas pero... Menos soluciones. Es todo tan monótono pero tan distinto a la vez que creo que uno de estos jodidos días voy a perder la cabeza.
Ya no soy capaz de pensar, de razonar, de recordar... Ya no soy capaz de vivir. Lentamente voy perdiendo la poca cordura que tengo y lo peor de todo es que me doy cuenta de ello pero no hay nada que pueda hacer.
Las pesadillas cada vez más recurrentes, los sentimientos cada vez más apagados, mi ilusión cada vez más muerta.
Noto que voy a enloquecer.

"Aún no" me repito sin parar, cosa que me hace pensar que aún me queda lo humano, la esencia de mi ser. Sé que la perderé, pero... Aún no.
Ojalá toda mi vida fuera sólo un mal sueño del que me costara despertar por estar tan agusto y calentito en mi cama que no me quisiera mover. Ojalá pronto tuviera que sonar la puta alarma que me sacara de esta horrible pesadilla.

¿Qué le pasa a mi reloj? ¿Acaso se me olvidó darle cuerda y ahora tengo que sufrir esto hasta que acabe?

martes, 22 de septiembre de 2015

[...]

[...]

Despierto entre fríos sudores a causa del estridente ruido que causa mi alarma. Me hallo empapado por las recurrentes pesadillas que he ido teniendo a lo largo de la noche. Sigo medio dormido, o no, ya no lo sé.
Sigo solo y desconcertado. Lo único en lo que puedo pensar es en el largo día que me espera y en mi fantasía.
Recuerdo cada cara, cada nombre, cada fría caricia, cada oscura sensación... Por Dios que alguien me haga levantarme ya. 

lunes, 21 de septiembre de 2015

[...]

Tumbado en la cama, medio dormido. No logro conciliar el sueño. Me siento observado. Me levanto de la cama y miro a izquierda y a derecha. Nada. No veo absolutamente nada. Silencio, desolación, soledad... Tan sólo pero a la vez tan observado, acompañado por esa oscura sensación.
Unos ojos invisibles que me observan. Ya no distingo entre la realidad y la macabra fantasía de mi cabeza.
Cierro los ojos. Una fría sombra me acaricia. Me vuelvo a despertar. Vuelvo a observar. No veo nada de nada.
Oscuridad.
Repentinamente una sombra destaca entre las demás, la veo, la miro, la observo. ¿Sigo despierto o he caído en un profundo sueño del que no me he dado cuenta que me he sumido?
Ya no distingo entre la realidad y la macabra fantasía de mi cabeza.
¿Perturbador, verdad? ¿Sueño o realidad...?

domingo, 20 de septiembre de 2015

[...]

"Puf... No puedo dormir, esa imagen viene una y otra vez a mi cabeza, intento no pensar en nada, dejar la mente en blanco, pero siempre consigue colarse e inundar todo el espacio. Odio, joder, odio y rabia. Al final mi cabeza acaba creando pensamientos, acaba creando historias que no han sucedido o al menos eso creo. Pensamientos que me acaban dejando por los suelos. Esa imagen, una y otra vez. Y más pensamientos, más horribles pensamientos. ¿Reales? ¿Imaginarios? Ya no lo sé, se mezclan, no sé distinguirlos. Esos ojos riéndose de mí, se burlan..."       

Twitter:   Échale un vistazo a รŧяռɢя (@__strngr__): https://twitter.com/__strngr__?s=09

viernes, 11 de septiembre de 2015

[...]

Hola a todos. Bueno, como veo que a la gente le atrae mucho la mierda de los demás empezaré a contar, más o menos,  los pequeños, o grandes, según se vea, desajustes de mi vida.
Hoy me siento vacío, en realidad no es cosa de hoy ya que llevo así un mes. Siento como si toda mi vida hubiera sido una completa farsa. Todo lo que he vivido se ha desmoronado y lo que en un día me pareció inocente, e incluso bonito, hoy me parece deplorable y asqueroso. Sé que probablemente no estéis entendiendo nada de lo que digo pero, ¿sabéis qué? Me da un poco igual. Yo no hago esto para ganar fans o para hacerme el "importante" delante de alguien, es una simple forma que tengo de desahogarme. Unos cantan, otros hacen deporte, otros lloran, otros ríen... Pues yo, escribo.
Como iba diciendo, últimamente me siento vacío, vacío y solo. No tengo a nadie. Vale, sí, tengo muchísimos "amigos" que se preocupan por mí. Os habréis fijado que la palabra "amigos" va entre comillas, pues sí. Los llamo así porque no se le puede llamar a cualquiera "amigo". Y lo que yo tengo no lo son, excepto tres excepciones y contadas al dedillo.
Me siento solo. ¿Cómo os quedaríais si de un día para otro todo vuestro mundo se desmoronara? Imaginaos que tenéis que mudaros de casa, de país, de instituto, de amigos... De vida. Una vez en esta situación os quedáis encerrados en casa pongamos un mes. Como os quedaríais si vuestro mejor amigo o amiga desde hace muchos años no se preocupa por vosotros. No os escribe, no os habla, no le importáis para más que salir. Los que tengáis una mente muy gráfica probablemte os estéis deprimiendo pero os aseguro que lo que sentís no es ni una sexta parte de lo que yo siento ahora mismo.
También me preocupo yo mismo. Siento tanta indiferencia y tanta frialdad ante absolutamente todo ahora que, no sé si sigo siendo persona. Lo que me reconforta, entre comillas, es que estoy usando el verbo "sentir" y sólo los humanos tenemos sentimientos, ¿no?. En fin, que ya deliro. Hoy me SIENTO muy triste, desolado, solo, frío, hueco por dentro, destrozado, abandonado...
En fin, mañana más sentimientos.

Twitter: __strngr__

jueves, 3 de septiembre de 2015

[...]

"Ten paciencia cuando no tengas nada, cuando te sientas vacío o cuando creas que las cosas se empiezan a torcer, y ten buena actitud cuando lo tengas todo. No porque lo tengas todo en un momento lo tendrás siempre, así que, mantenlo todo lo que lo quieras mantener o deshazte de ello cuando ya no lo desees.

A veces, la única persona en la que puedes confiar es en ti mismo así que, si necesitas hacer las cosas bien, por ahora, hazlas tú.

Si te juzgan por tus acciones sin entender tus motivos o más aún sin preguntarte por qué, olvídate, porque no van a entenderte, ni ahora ni nunca.

Sólo siendo quien eres y cómo eres atraes a las personas leales y sinceras hacia ti, no tienes que complacer a nadie cambiando tu esencia, si quieren ver algo que no eres, que se larguen y que se vayan a buscarlo."

viernes, 21 de agosto de 2015

[...]

Todos cometemos errores a raíz de malentendidos, todos hemos dicho cosas de las que nos arrepentimos, todos metemos la pata... ¿Por qué? Supongo que es más fácil pensar lo peor de la gente y no esperar nada de nadie por miedo a que nos fallen. Es un sistema de autodefensa de la mente que, incoscientemente, nos hace ser así. ¿Que cómo? Pues gilipollas.
Cuando conoces a una persona que hace que tu mundo se quede del revés porque rompe todas las normas que tenías establecidas, haz lo que puedas por que esa persona jamás desaparezca de tu vida ya que así se encuentran pocas y en verdad son las que valen la pena tener. Si la cagas rectifica porque pedir perdón es normal, ¿acaso existe alguien en el mundo que no comete errores?
El perder a una persona, ya sea un amigo, una pareja, un familiar... Es la experiencia más dolorosa, al menos para mí, ya que cada persona es un mundo y con cada mundo nuevo en el que estás más cosas sientes y experimentas.
¿Y frustra verdad? Ver cómo esa persona se va, el nuevo mundo se tambalea y tú te desvaneces sin poder hacer nada.

"Sólo queda esperar a que llegue la calma en este turbio mar"

domingo, 16 de agosto de 2015

[..]

"perdóname por ser egoísta y sólo pensar en ti,
pero que diablos me importa a mí el mundo si tú eres feliz.
¿cuantas depresiones nos atan? ¿cuantas discusiones nos avalan?bah, que si es una broma que ya no me amas, no tiene ni puta gracia. ¿por qué si es tan mala aun la quieres? me preguntan,prefiero el dolor a la ansiedad por la ausencia de su aliento en mi nuca.son cosas que no entenderé nunca, pero...siento que por volverla a tener sería capaz de fundir el mundo entero. Perdona, ¿quieres que cambie? dame un beso y te traigo chuches y te confieso que echarte de menos es como vivir un eterno Lunes. No dudes que estoy cuerdo por ti, y preferiría vivir entre paredes acolchadas, sin pensar en nada más que morir."

domingo, 9 de agosto de 2015

"Mi infancia"

Recuerdo vagamente aquel viaje en coche. Me recuerdo contemplando ese paisaje lleno de rascacielos, tráfico y mucha contaminación. Por aquel entonces apenas tenía cinco años y todo era nuevo para mí ya que provenía de un pueblo del este de Europa. Hasta aquel momento mwe habían criado mis abuelos y era la primera vez que salía del pueblo, iba a conocer a mis padres, los cuales tuvieron que ir a la ciudad en busca de trabajo.

Otro recuerdo que me viene a la cabeza es una "tierna" escena. Estaba en una cama de matrimonio durmiendo con mi madre, aún yo era muy pequeño y no sabía hablar el idioma, me desperté y miré por la ventana. Podía observar varios árboles y un parque a lo lejos, en lo alto de uno de los árboles había un búho que no paraba de cantar. Yo al oírlo me ponía muy nervioso y comencé a llorar. Mi madre se despertó y me dijo que me callara, que llevaba toda la noche trabajando y que estaba cansada. Yo seguía llorando con más fuerza aún, no se si por la frustración de no entender lo que me decía o por el odioso canturreo de aquel búho. Mi madre muy nerviosa se levantó y me cogió en brazos y comenzó a mecerme para que me durmiera, pero sus esfuerzos eran inútiles. Al darse cuenta de ello optó por el camino fácil, me dejó en el suelo, abrió un armario que estaba empotrado en la pared, sacó toda la ropa de ahí dentro y me encerró en él.
Yo era muy pequeño y me asusté aún más, no paraba de llorar y llorar pero mi grito de socorro no surtía efecto asi que decidí callarme. Pronto me dormí.

Cuando desperté miré a mi alrededor y me acordé de dónde estaba. No sabía qué hacer así que comencé a llorar nuevamente, y esta vez con más fuerza que nunca. Podía notar como mi voz se iba haciendo cada vez más fuerte, mi cabeza se estaba calentando y parecía que iba a estallar cuando de repente escuché un crujido y paré de llorar al instante. Escuché cómo giraba una cerradura y lentamente el armario se abrió. Cuando salí me tumbé en la cama y me dormí.

Cuando desperté nuevamente mi madre estaba a mi lado durmiendo y yo me levanté y miré por la ventana, volví a observar ese paisaje con algunos árboles y un parque a lo lejos y, de nuevo, el búho comenzó a cantar. Esta vez no lloré ya que sentía como si ya hubiera vivido ese momento antes y si lloraba sabía lo que me esperaba.

Aún a día de hoy sigo sin saber si esos "recuerdos" son reales.

La verdad es que nunca fui un niño normal. Recuerdo estar en un parque y mi madre estaba sentada en un banco. Yo me estaba columpiando. Cerraba los ojos y sentía el viento contra mi cara, era casi como si estuviera volando. Me aburrí pronto así que bajé y enseguida me quitaron el sitio. Recuerdo que era una niña de pelo rizado y muy risueña, llevaba una falda verde con un estampado de flores y unas sandalias muy feas. Cuando me quitó el sitio me miró y se empezó a reír de mí, supongo que su risa se debía a que me robó el columpio. Yo me dirigí a jugar con la arena pero para llegar hasta al arenero había que pasar delante de los columpios y yo tenía mucho miedo. Miré a la niña de la falda verde para ver si reaccionaba y paraba y como vi que seguía columpiandose con mucho ímpetu yo opté por cruzar e ir al arenero. Al pasar por delante la niña me pegó una patada en la boca y comencé a sangrar pero no sentí dolor alguno, tampoco me eché a llorar, mi única reacción fue mirarla fijamente. Nuevamente notaba como de mi garganta algo muy fuerte intentaba escapar, notaba como mi cabeza ardía y de repente el columpio paró en seco y la niña voló un par de metros, aún no recuerdo lo que pasó luego pero seguro que no fue nada bueno.

Siempre he sido una persona muy distante.

Mi primer día de guardería fue nefasto. Mi madre no paraba de hablarme sobre el colegio y me lo describía con todo detalle, también lo que en él se hacía. Sentía un miedo horrible a tener que relacionarme con los demás niños, siempre los he odiado, hasta cuando yo era niño me sentía fuera de lugar.
Recuerdo que llegué a aquella clase y que nada más al entrar por la puerta me llevé una impresión de pesadilla. Habían varias mesas de colores repartidas por la sala y alguna que otra esterilla de yoga. En una esquina de la clase se hallaba una casita de juguete hecha a tamaño real. En las paredes habían toda clase de dibujos hechos por niños y por el suelo habían muchísimos juguetes, plastilinas y pegatinas. La clase estaba llena de niños y niñas gritando, con las caras sucias de pintura y pegatinas en la frente con la forma de una estrella. Sentí mucho pánico y, como siempre hacía en esa clase de situaciones, comencé a llorar. Mi madre me cogió en brazos y me dio un beso en la frente, me dijo algo que no recuerdo y callé rápidamente. La profesora me cogió de la mano y me llevó a una de las mesas de colores, me dio un trozo de papel rojo y me dejó ahí solo.
Yo no sabía qué hacer con el papel así que empecé a doblarlo una y otra vez. Al cabo de unos minutos la profesora volvió y se quedó boquiabierta, había hecho un cubo con el papel sin darme cuenta.
Otra cosa que recuerdo de ese día es la "hora de la siesta".
La profesora nos dijo que debíamos dormir para que un día lleguemos a ser grandes y fuertes, todos los niños se dormían pero yo odiaba dormir porque tenía pesadillas muy amenudo, es más, a mí un sueño normal me aterraba porque no lograba entenderlo. Todo el mundo se durmió, incluida la profesora, y yo me levanté y empecé a explorar el lugar. Al entrar en la clase me fijé en una casita de juguetes y decidí entrar allí. Dentro, había una niña, al parecer no era el único despierto. Era la misma niña odiosa del parque, la misma de la falda verde con estampado de flores, la misma que me hizo sangrar y la que se calló del columpio misteriosamente. Me quedé inmóvil observándo cada detalle de su imagen y ella nuevamente empezó a reírse de mí. Yo me puse muy nervioso así que salí de la casita de juguetes. La profesora había despertado. Cuando me vio se alarmó y me obligó a tumbarme para dormir. Yo no quería y, como siempre en esa clase de situaciones, rompí a llorar. Mis llantos cada vez eran más fuertes y el resto de la clase se levantó y se me quedó mirando. Yo seguía llorando con más fuerza aún porque la profesora intentaba que me durmiera y encima ahora me estaban observando unos niños. Noté mucho calor en mi cabeza y de repente paré de llorar. La profesora se extrañó pero se dio por satisfecha ya que penso que el que yo cesara fue obra de sus "esfuerzos" por calmarme. Clavé mi mirada en la ventana y como un estallido ensordecedor esta comenzó a quebrarse y se calleron todos los cristales encima de los niños que habían cerca de ella. La profesora gritó y aquello se llenó de adultos alterados en unos pocos minutos. Rápidamente yo me quedé dormido en la esquina de la clase.

(Esto es sólo una pequeña parte de mi historia "El Mundo a Través de Mi Realidad". Si queréis leer más podéis seguir la historia desde #wattpad o bien seguirme en twitter y estar al tanto de todo. Twitter: @__strngr__
                      @_dennisjm

sábado, 8 de agosto de 2015

Spam

Deberías leer " El Mundo a Través de Mi Realidad " en Wattpad. http://w.tt/1Tehn9a     

[...]

Nunca os ha pasado que os habéis sentido confusos, tanto que habéis tenido ganas de reír, gritar y llorar a la vez. Os habéis sentido perdidos en un mar de sentimientos en el que lo único que hacéis es nadar contra corriente pero que finalmente os acaba arrastrando hasta que os ahogáis en él. Gritáis pidiendo ayuda e intentáis refugiaros en un gran abismo de falsas esperanzas y gente que os sonríe a la cara pero os apuñala a la espalda. Finalmente acabáis por ceder y os dejáis arrastrar por la corriente. ¿Pero sabéis qué? Nunca hay que rendirse por muy oscuro que sea el abismo, hay que mantenerse fuerte y seguir nadando porque, como todo, el mar se acaba calmando y una vez este este tranquilo podréis continuar hacia delante. ¿Pero... Hasta cuándo? ¿Hasta que nuevamente se turbie el agua? Por desgracia es lo que hay. Ahora puedes hacer dos cosas, o resignarte a ser arrastrado por la corriente o nadar muy fuerte contra ella.

#StayStrong #Strngr

miércoles, 3 de junio de 2015

[...]

He aprendido que los amores pueden llegar por sorpresa o terminar en una noche. Que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos, y que por el contrario, un desconocido puede volverse alguien inseparable. Que el "nunca más", nunca se cumple, y que el "para siempre", siempre termina. Que el que quiere, lo intenta, lo sigue y lo consigue. Que el que arriesga no pierde nada, y el que no arriesga, no gana. Que si quieres ver a una persona, búscala, mañana será tarde. Que el sentir dolor es inevitable, pero sufrir es opcional. Y sobre todo, he aprendido que no sirve de nada seguir negando lo evidente...

domingo, 31 de mayo de 2015

[...]

Siguen pasando los segundos, los minutos, las horas, los días... Semanas e incluso meses y la espera me sigue pareciendo interminable. Progresivamente vas borrando de tu mente los recuerdos, los momentos, las payasadas, los llantos y las risas que hemos vivido. Y me pregunto, ¿seguiré sintiendo la misma agonía y desesperación a tu llegada? Estoy deseando que llegue el momento en el que nos veamos. Que yo me acerque lentamente hacia ti y me quede mirándote directamente a los ojos, que tu me abraces y me digas lo bien que huelo y mientras tanto notamos como se va acelerando el latido de nuestros corazones... ¿Me seguirás esperando? Lo dudo. Duele.

viernes, 29 de mayo de 2015

[...]

Siento que todo está perdido y apenas me quedan fuerzas para luchar. El camino ha sido largo y mucho lo que he aguantado pero ya no, ya no puedo más. Intento no destrozarme y romper en ese llanto que muchas veces es el sentimiento, que aunque parezca negativo, nos sirve más de ayuda para desahogarnos, pero a la vez es lo que busco... Eso es algo que aún no entiendo bien pero por otra parte parece tener su lógica, algún día lo comprenderé. De momento es lo que hay y solo puedo resignarme y sentarme aquí para ver cómo va pasando el tiempo [...]

jueves, 28 de mayo de 2015

[...]

Ya no aguanto más estas ansias que tengo dentro, estas ansias que me van devorando lentamente y que anhelan ser libres y volar... Solo para decirte... Solo para decirte lo mucho que te necesito. Hice muchas cosas mal y no pasa ni un solo día en el que no me arrepienta de ello... Ya solo ansío una última oportunidad.
Quiero ser la persona que te haga feliz día a día, quiero ser el que siga a tu lado aún sin verte durante meses, quiero ser el motivo de tu preciosa sonrisa y el que esté siempre ahí para levantarte el ánimo que me da la vida.
Sinceramente he estado intentando olvidarte... Pero, sabes que? Me es imposible. Como olvidar a la persona que me enseñó a amar? Simplemente quiero eso, una última oportunidad.
Y te prometo que algún día tendré el suficiente valor para ser aquel que esperas... De momento esto se quedará en el ansia que tanto deseo..
Me limitaré a susurrar, te quiero...
Me quieres tú?

Y lo duro que es hablarte y tener que resignarme a comportarme como un amigo más, fingir que no tenemos una historia pasada juntos mientras me muero por escribir un futuro a tu lado...
Duele.
Aún se me sigue dibujando esa tonta sonrisa en la cara cada vez que te escucho hablar, que pienso en ti o simplemente veo algo que me trae a la cabeza nuestras locuras, pero rápidamente vuelvo a la realidad y me doy cuenta de que ya nunca más podré tenerte a mi lado, notar tu fina piel entre mis brazos o simplemente volver a catar el delicioso sabor de tus labios...
Duele la realidad que juntos hemos creado...

lunes, 16 de febrero de 2015

[...]

¿Qué es lo que nos hace ser como somos? Sinceramente, no sabría como responder a esta cuestión. Creo que lo que más influye en nuestra manera de ser es lo aprendido, es decir, lo que hemos visto y vivido desde pequeños hasta el día de hoy, es lo que más nos condiciona, pero claro está, esta sólo es mi opinión. ¿Realmente está definida la manera de ser de una persona?
Yo estoy convencido de que ninguna persona tiene una manera de ser totalmente definida, las personas podemos cambiar, si no, ¿para qué existen cosas como el plan de reinserción de los presos o algo tan simple y que usamos a diario como "el perdón"? Lo que, en mi opinión, condiciona nuestra manera de ser de alguna forma es lo que hemos aprendido en casa, todos los consejos de nuestras madres y padres y los típicos "hay que compartir", "hay que ser bueno y justo con los demás" o los "si no te gusta que te lo hagan, ¿por qué lo haces tú a los demás?". Todas estas frases típicas que todos llevamos escuchando desde pequeños y que no se concibe en nuestra cabeza que las cosas sean de otra manera. ¿Pero qué nos dice a nosotros que es lo "correcto"? La sociedad, o como yo la llamo, nuestra "segunda naturaleza".
Nuestras vidas se basan en satisfacer unos mínimos que se esperan de nosotros; obtener buenos resultados académicos para conseguir un trabajo bien remunerado y así poder comprar una buena casa donde crear nuestra propia familia e inculcarles los valores "correctos" que a nosotros nos han sido inculcados, todo va en cadena creando un efecto dominó en el que la primera ficha derriba a las demás y al caer la última ficha, dar el fin de nuestra vida. Pero en muchas ocasiones no somos capaces de llegar a esos mínimos o no nos sentimos identificados con ellos, lo cual hace que una de las fichas no caiga y no podamos continuar hacia delante con nuestra vida. Cualquier cosa que se salga fuera de lo común, está mal visto por la sociedad, porque al fin y al cabo no es lo que se espera de nosotros.
 Fijémonos, por ejemplo, en nuestra identidad sexual. En mi opinión, es algo que nos impone nuestra "segunda naturaleza", la sociedad, desde que nacemos, cuando a los chicos nos visten de azul y a las chicas de rosa, hasta cuando crecemos y nuestros padres nos compran a los chicos cochecitos de juguete y pistolitas, y a las chicas muñecas y la típica cocinita para jugar "a ser mamá". Todos estos detalles nos ponen la etiqueta de chico y chica. ¿Debemos aceptar esta clasificación como la "buena" o enseñar a nuestros descendientes distintas formas para cambiar lo que se espera de nosotros?
En conclusión, sólo se que no se nada. ¿Realmente está definida la manera de ser de una persona? ¿Qué es lo que realmente se espera de nosotros? ¿Qué es lo correcto para nuestra "segunda naturaleza"? Y lo más importante desde mi punto de vista, ¿hemos de aceptar lo que nos imponen o luchar por algo nuevo? Creen sus propias conclusiones señores y señoras.

lunes, 9 de febrero de 2015

Todo vuelve a ser como era [...]

Después de tanto tiempo sin vernos, después de tanto tiempo sin hablarnos, sin oír tu; "me encanta como hueles"... Después de tanto y aquí volvemos a estar. Volvemos a comenzar eso que creíamos muerto, eso que creíamos haber dejado atrás... pero esta vez, esta vez es diferente, todo ha cambiado. Yo he cambiado, tu has cambiado, hasta el lugar donde solíamos vernos ha cambiado.
Ya nada es lo que era porque ya no nos vemos con los mismos ojos. Ahora no somos nada mas que meros amigos, si, solo amigos. ¿Verdad que nunca pensaste que esto solo quedaría así? Pues yo tampoco, ¿pero sabes que? Es mejor así... Es mejor que seamos "solo amigos" porque así no nos haremos mas daño gratuito, no sufriremos mas por no vernos o por no saber lo que queremos, dejaremos de ser dos masoquistas del amor.
Quizás sea así mejor, solo amigos... 

lunes, 2 de febrero de 2015

Barra de vídeo

Loading...